Iquiqueño de nacimiento y artista de profesión, inició restaurando cuadros para luego conocer y aplicar más técnicas que le permitirían restaurar pinturas que fueron realizadas sobre otras superficies.

Hoy es el encargado de restaurar y mantener no solo las pinturas del Casino Español, sino también las de la Catedral de Iquique, las que necesitan constante cuidado por la importancia que tienen y por la historia de la que fueron testigo.

Según su perspectiva, el 99% de los Iquiqueños no conoce el valor histórico y patrimonial que es el edificio del Casino Español «esto es como una Capilla Sixtina» comentó, para explicarnos lo difícil que a veces se vuelve conseguir materiales adecuados para realizar la tarea de restauración «todos los materiales viene de Santiago y cuando se acaban hay que esperar a que lleguen más».

«Lo que me gustaría para Iquique es que cuidemos más nuestra historia arquitectónica y artística, que cada vez se reduce más por culpa del fuego y el abandono, y que el Iquiqueño tome conciencia y valore lo que tiene» comentó Mauricio Moran.

Un artista que espera que el crecimiento de Iquique no sea una amenaza hacia las zonas típicas, y al cual le gustaría volver a ver al Paseo Baquedano mejor cuidado por todos aquellos que viven en esta histórica zona de nuestra ciudad.

 

 

 

 

(14)

Categorías: Noticias

Síguenos