El 3 de septiembre de 1939 desembarcaron del Winnipeg más de 2000 refugiados españoles en el puerto de Valparaíso. Con motivo del 80º aniversario de ese evento, más de 20 instituciones y agentes culturales están configurando una significativa y multidisciplinaria parrilla de actividades, que se desarrollarán entre agosto y septiembre de este año, y que acercarán la historia del Winnipeg y las repercusiones que tuvo en la sociedad chilena la llegada de los exiliados republicanos españoles, en una colaboración interinstitucional a una escala sin precedentes en nuestro país.

Al finalizar la Guerra Civil española, el ex embajador republicano español Rodrigo Soriano envió una carta al Gobierno chileno solicitando asilo en Chile a refugiados republicanos españoles que habían huido y se habían exiliado en territorio francés. Producto de esa misiva, el presidente Pedro Aguirre Cerda y el ministro de Relaciones Exteriores, Abraham Ortega, nombraron a Pablo Neruda “Cónsul Especial para la Inmigración Republicana en Chile”, el poeta comenzó una denodada empresa diplomática que culminaría en la llegada a Chile del Winnipeg con más de 2000 republicanos españoles (entre ellos destacados artistas e intelectuales como Roser Bru, José Balmes, Leopoldo Castedo o Víctor Pey, así como muchos otros refugiados de las más diversas profesiones y oficios).

En 2019, el Winnipeg continúa siendo un símbolo de unidad, diálogo y colaboración, por lo que instituciones como el CCESantiago (Centro Cultural de España), Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, Universidad de Chile, las Fundaciones Pablo Neruda, Salvador Allende, Delia del Carril y Roser Bru; Corporación Amigos del Winnipeg, Centro Cultural Estación Mapocho, Biblioteca Nacional de Chile, Centro Cultural P. Aguirre Cerda (Calle Larga), Instituto de Chile, Academia Chilena de la Lengua, Corporación de Españoles Progresistas, Asociación Winnipeg y Exilio Valparaíso, Academia Diálogo Ciudadano, Fundación Museo del Juguete Chileno, y la Unión de Escritores e Intelectuales de Arica y Parinacota; en conjunto con la Presidencia del Senado de Chile, la Cámara de Diputados de Chile y la Dirección General para la Memoria Histórica del Ministerio de Justicia de España, con el patrocinio del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile, y la Municipalidad de Valparaíso, entre otros agentes políticos, culturales y sociales, se han unido en una colaboración cultural y programática histórica para dar vida a diversas actividades conmemorativas que se emplazarán en múltiples puntos del territorio nacional.

“Estamos orgullosos de poder trabajar junto a tan prestigiosas instituciones y agentes culturales y artísticos, coordinando una serie de iniciativas multidisciplinares e institucionales que darán vida a exposiciones, performances recreacionales, encuentros artísticos y otras actividades que acercarán este relevante pasaje histórico a la comunidad, y que, además, se inscribe en las conmemoraciones en torno al Exilio Republicano Español, reafirmando la estrecha relación fraternal entre Chile y España en materia cultural”, indica Rebeca Guinea, consejera cultural española en Chile, y directora de CCESantiago.

El esfuerzo conjunto que se está fraguando interinstitucionalmente es único, con paralelismo directo a las acciones conjuntas de múltiples actores que hicieron posible la llegada del Winnipeg a Chile, carguero que, además de destacadas personalidades, trajo consigo a numerosas familias que se arraigaron en el territorio nacional, configurando vínculos y estableciéndose con diversas actividades que aportaron significativamente al desarrollo intelectual y económico del país.

“Cuando decimos Winnipeg decimos fraternidad. Nos emociona invocar el nombre de aquel barco porque al decirlo nombramos ese extraordinario encuentro del espíritu libertario de las y los refugiados españoles con la solidaridad comprometida de quienes estuvieron ahí para recibirles y abrir las puertas de la solidaridad del pueblo chileno. Ello pasó hace 80 años, y hoy ese recuerdo tiene el mejor lugar en nuestra memoria: donde se guardan las causas justas de la humanidad”, comenta Francisco Estévez, director del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

El programa conmemorativo conjunto se llevará a cabo durante los meses de agosto y septiembre, con más de 30 actividades gratuitas abiertas al público y reconocimientos institucionales, entre los que destacan: muestras artísticas, conferencias académicas, presentaciones literarias y teatrales, y una masiva recreación histórica del desembarco a cargo de la curadora Inés Ortega-Márquez, en la que la ciudadanía podrá experimentar de primera mano el arribo y descenso desde el buque, inscribiéndose para participar como pasajeros en www.ccesantiago.cl.

En paralelo con las diversas y múltiples conmemoraciones, esta enorme colectividad cultural realizará un minucioso levantamiento y reescritura de los anales históricos que puedan surgir de la colaboración interinstitucional, con énfasis en una aproximación multidisciplinar a nuevas facetas y aspectos del navío aún no visibilizados, como pasajeros menos conocidos o documentos recuperados durante el periodo de trabajo conjunto, como ya ha sido el caso, gracias a la colaboración del Servicio de Registro Civil e Identificación de Valparaíso a través de la localización de nuevos documentos que hablan de nuestro pasado colectivo.

“El Winnipeg y sus pasajeros aún tienen muchas historias que contar. Los descendientes de los refugiados, así como todos los involucrados con su llegada al país, han consolidado lazos de diversa índole en el territorio, dando origen a muchas familias chileno-españolas. Además de los relatos conocidos, son esas historias las que queremos rescatar durante este importante aniversario”, explica Jaime Ferrer Mir, presidente de la Corporación Amigos del Winnipeg.

Para informarse sobre esta nutrida colaboración cultural, así como de todas las actividades gratuitas y abiertas al público, las instituciones participantes acuñaron una identidad colectiva y realizarán diversas campañas digitales e informativas con el hashtag #Winnipeg80, además de las pertinentes gestiones informativas en diversos medios de comunicación. El detalle del programa de eventos en torno a este aniversario se lanzará durante el mes julio. Sin embargo, el llamado a la población es a participar desde este mismo momento aportando documentación y relatos a las instituciones involucradas, para reescribir conjuntamente la historia que da vida a esta emotiva conmemoración, con desarrollo previsto en Arica, Valparaíso y Santiago, en analogía con la ruta que recorrieron los exiliados del Winnipeg a su llegada al país.

(75)

Síguenos